Economía

¿Pero quién apoya al pequeño comercio?

No hay partido que no incluya en su programa electoral una valoración del comercio tradicional y de su permanencia en las calles de nuestros barrios. De su importancia para la economía, la sostenibilidad de las ciudades, todos se alzan en defensores.

Sin embargo, poco ha tardado el equipo PSOE-PAR del Gobierno de Aragón en encargar un estudio, para impulsar un nuevo Plan de Equipamientos Comerciales. Y claro, esta revisión del actual Plan, podría suprimir la moratoria de concesión de nuevas licencias para comercios tipo grandes superficies. Esta moratoria tiene carácter indefinido, aunque el Plan que la regula debe revisarse cada cuatro años. En el 2005 es cuando debe decidirse su continuidad.

EL proyecto Puerto Venecia incluye la instalación de la empresa Ikea, con unas dimensiones de uso comercial que con la moratoria actual en vigor no obtendría licencia de actividad. Pero Ikea es uno de los platos fuertes de Puerto Venecia. Sin duda las presiones de esta y otras empresas son fuertes, pero la continuidad y el futuro del pequeño comercio en las calles del casco urbano no con compatibles con la implantación de nuevas grandes superficies.

Tampoco los comerciantes pueden esperar que las instituciones resuelvan sus problemas. La organización por sectores físicos o de actividad es necesaria para contar con unos interlocutores representativos. Y su preocupación, y las propuestas de actuación deben ser más amplias que su propio local.

Pero lo que sí pueden hacer las instituciones es no crear más problemas. El proceso del hipermercado Alcampo de la Plaza Utrillas es un ejemplo de nefasta gestión política. De nada sirvió decir por todos los medios posibles que su proyecto iba en contra del planeamiento, además de toda lógica urbanística y de ordenación del espacio. Fueron más fuertes los intereses de sus promotores. Y ahí está el resultado, y los efectos para el comercio del sector, y para la vida de los vecinos del entorno.

Be the First to comment.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *